ML2 – Second Language Literacies

A blog for the Second Language Literacies course from the MA in Learning and Teaching Processes in Second Languages (ML2) at UPB-Medellín

Literacidades en segundas lenguas: reflexiones sobre la literacidad en la ciudad y la ciudad en la literacidad.

Introducción:

             Los nuevos conceptos de la literacidad, la multiliteracidad y la multimodalidad  estudiados en clase nos llevan a reflexionar sobre nuestra práctica docente y empezar a implementar actividades  más significativas  en las clases. Además, la literacidad digital hace que se tenga que repensar el uso  de la tecnología  y esta debe ser parte del currículo. Los múltiples aparatos electrónicos llegaron para quedarse y esto hace que se tengan que traer al aula de clase de una forma crítica,  y su uso tiene que tener un impacto positivo en el aprendizaje –enseñanza de segundas lenguas. Y este es el propósito de este trabajo, primero registrar dos experiencias enriquecedoras de esta propuesta pedagógica en dos Instituciones Públicas de Medellín: Un colegio y una Universidad y un segundo objetivo es  proponer  dos  formas de implementar lo aprendido  en nuestras clases de inglés. Se debe aclarar que somos estudiantes de la Maestría en L2 con énfasis en español, pero debido a que no ejercemos como profesores de español, las dos propuestas  serán para nuestras clases de inglés. Aunque cabe anotar, que  también pueden ser  usadas en una clase de español como lengua  materna o lengua extranjera.

Aclaraciòn,  tenemos permiso para comentar la historia, pero el acceso al material grabado, a los videos,  las cartas y a las entrevistas,  no. Se reservan todos los nombres.  Exepto en el caso 2, donde los estudiantes autorizaron la publicación del video.

Caso real 1

El aprendizaje -la enseñanza del español  como lengua materna en las instituciones educativas públicas  de Medellín es algo complejo, ya que es una materia con una intensidad horaria muy alta y su currículo es muy denso. Además,  a esto se le debe agregar la reticencia de los estudiantes ante la imposición de unos temas o libros de lectura que no son de su interés o están alejados de su realidad social. El uso del  español en el salón de clase y el uso de este fuera de clase; en el entorno social y en las redes sociales de los estudiantes no converge.  Las nuevas formas de comunicación a las que nos vemos avocados,  con la continua evolución de la tecnología y el uso de esta por parte de los y las estudiantes que la  usan en un porcentaje muy alto para comunicarse y crear comunidades; en las cuales ellos y ellas escriben, reportan y comparten información. Estas nuevas formas de comunicarse deben ser integradas y traídas a la clase de español, además de ser combinarlas con el currículo y el contexto socio cultural de los estudiantes. Todo lo anterior, hace que se deba repensar la enseñanza aprendizaje del español como lengua materna en las aulas de clase.

Se realizaron varias entrevistas a algunos docentes de español, de varias instituciones educativas públicas de Medellín, con el objetivo de preguntarles, primero, si conocían los conceptos de la multiliteracidad o la multimodalidad y cómo los implementan en sus clases. De los seis docentes que fueron entrevistados, de dos Instituciones Educativas, ninguno los conoce; después se les pregunta por sus prácticas en sus clases, muchos contestaron que era más bien de corte tradicional; el profesor explica y el alumno copia y realiza las actividades, leen los libros que dice el currículo. No obstante, uno de los profesores contestó que trabaja en conjunto con otros profesores; tecnología, artística, inglés y filosofía. Además,  dice que muchas de las clases son modificadas de acuerdo a las necesidades e intereses de los estudiantes. El profesor -quien no quiere ser nombrado- nos contó varios ejemplos, pero solo tomaremos uno, para mirar si las actividades propuestas por estos docentes, que pueden ser consideradas como una práctica pedagógica de multiliteracidad y multimodalidad  pero realizadas de una manera intuitiva. Veamos.

Alejandra, una joven rebelde, de 17 años cursa el grado 10 con bajo rendimiento académico  en la Institución Educativa (IE) Raúl Mora, localizada en la comuna Noroccidental de la ciudad de Medellín (2014)

1

La familia de Alejandra es desplazada de otra parte de la ciudad y el papá es expendedor de droga -microtráfico- y es requerido por la policía. Alejandra empieza a estudiar en esta instituciòn desde el grado octavo, y siempre se caracterizó por su rebeldía y confrontaciòn directa a los docentes- problemas con la norma- La autoridad.  Siempre usa maquillaje fuerte, el cabello largo y suelto que la mayor parte del tiempo le cubre la cara. Sobre el uniforme lleva un suéter largo. Nunca se le ven las manos. La falda del uniforme un poco màs larga que la de las compañeras y las medias siempre hasta la rodilla. En décimo grado, la actitud agresiva de esta estudiante está a punto de salirse de control. Las medidas tomadas por la (IE) son las reglamentarias y está a un acto màs de ser desescolarizada. De repente, hay un cambio en su comportamiento y se le ve rodeada de un grupo de compañeros, que poco a poco empiezan a tomar la misma actitud de Alejandra. Empieza a sentarse en la mitad de este grupo y muy silenciosa, no habla en clase ni contesta a los docentes.

En la clase de español, se implementa una actividad sobre el libro que està leyendo. Carta al padre De Franz Kafka. Los- las estudiantes deben escribir una carta al padre. La actividad es evaluable. Todos le escribieron al padre. Las historias fueron desgarradoras. Los profesores de las materias de artística, filosofía, inglès y tecnologìa, tomaron la decisión de trabajar esas cartas en las cinco asignaturas. Los estudiantes estàn acostumbrados a esta forma de trabajo. La profesora de español en la siguiente actividad, propone  leer las cartas. Silencio absoluto, nadie quería ser expuesto. Hasta que uno se atreve y poco a poco todos leyeron sus cartas. Todos escucharon con atención. Nadie interrumpiò.  Solo se manifestó rabia en sus expresiones de la mayoría de los estudiantes. Todos lloraron.

2

Una vez realizado el trabajo de español, con el profesor de filosofía, se trabajó en un debate los conceptos del amor, la belleza, la existencia,  qué es el bien, qué es el mal, qué es la felicidad qué es la protección, qué es la familia.

Con el profesor de tecnología crearon un blog para el grupo y las historias corregidas se montaron allí y los docentes podían entrar para hacer seguimiento y “evaluar”, y las entradas eran los aportes que se iban trabajando en cada clase.

En la clase de inglès se les pidió que le escribieran en el blog  algunas entradas en inglès a uno de sus compañeros. Si había errores, se podían corregir entre todos.   Una vez hecho esto, la profesora de artística les propone que se escoja una de las cartas y que se monte una obra de teatro. Los estudiantes propusieron una historia más amplia donde pudieran participar todos. Hay que aclarar que por diferentes razones, la deserción en esta IE es muy alta. Esta clase era de 18 estudiantes. Entre todos escribieron el guion, fueron directores y actores.

3

Los estudiantes escribieron la obra de teatro basada en las cartas con la asesoría de los cinco docentes del proyecto. Dos meses después la obra fue presentada a toda la comunidad con invitación especial a los padres. La grabaron y la subieron a YouTube, donde todo el estudiantado  de la IE podía comentar.  La obra de teatro fue presentada en otras Instituciones Educativas. Cabe decir, que con el mismo éxito.

18 historias en una. La actitud de los estudiantes cambió. Todo el grupo se unió  y se apoyaban mutuamente. Alejandra fue capaz de confrontar a su padre y decirle que si la volvía a maltratar lo iba a denunciar ante ICBF, porque ella era aún menor de edad. Y Cuando él lo hizo de nuevo, Alejandra llamó a ICBF y a la policía.

Ya el maquillaje, el cabello suelto, el suéter no tenían que tapar los golpes que su padre le propinaba. Recogió su cabello, y por primera vez mostró su rostro tal cual era. Con algunas cicatrices, pero su rostro tenía un brillo. Aprendió que aquella vez que se atrevió a contarle a un profesor todo lo que le pasaba y él le dijo que evidentemente ella era una desadaptada, no le creyó. Sin embargo, ella le demostró que no lo era.  Que había otros docentes que sí escucharon y la ayudaron.

Hoy por hoy, algunos de estos  estudiantes estudian  en la Universidad de Antioquia, Universidad Nacional y Universidad Pontificia Bolivariana.

Para finalizar, de una forma intuitiva los docentes de esta institución realizaron estas actividades, sin conocer los conceptos de multiliteracidad y multimodalidad junto con todo su impacto en la construcción de nuevos significados por parte de los estudiantes; los empoderaron como agentes sociales, capaces de generar cambios en sus comunidades; de sus propios proyectos de vida en estos contextos tan difíciles como son algunas comunas de Medellín. Estos educadores estàn realmente comprometidos con la misión de la educación  de tejer nuevos hilos sociales. Es posible.

Anàlisis

Para Omerbasic (2005) la literacidad es una práctica social y espacial…que sustenta unos significados particulares y unas nuevas formas de interpretar el espacio en cuanto a relaciones de pertenencia.  Como se puede ver claramente, los estudiantes resignificaron sus procesos de aprendizaje en la institución  y en el entorno.

Por otro lado,  la multimodalidad  permite mostrar la información en nuevos formatos y  el uso de las TIC como herramienta de apoyo tanto para docentes como para estudiantes es primordial en la creación y acceso a la información.   González, (2013) (…). “Aprovechar las características multimodales y flexibles que proveen los hipermedios para generar habilidades de pensamiento, fomentar el aprendizaje, estimular la capacidad del estudiante para generar preguntas críticas” (p.94).

Además,  los recursos semióticos, como el lenguaje oral y escrito se dieron en la escritura de la carta y la lectura, así como también en el blog y la discusión en la clase de filosofía y por último en la clase de inglès y artística. Y en esta última se presentaron otros recursos como lo gestual, lo espacial  y lo auditivo en la presentación de la obra. “La multimodalidad da significado a lo intencionalmente producido a través  de la imagen, el gesto, la postura corporal, el sonido, el escrito, la música,  el discurso, etc.” (Jewitt, 2008, p.246).

La pedagogía de la multiliteracidad tiene una proyección social y en la  obra de teatro, sin intención  de un cambio social, la comunidad de este contexto específico se vio representada por esos jóvenes que piden un cambio en sus hogares. El impacto fue  positivo a todo nivel; en lo académico, en lo familiar en la comunidad en lo personal y la planta docente.

Finalmente, se debe resaltar que los- las estudiantes mostraron su creatividad en esta propuesta de aprendizaje  innovadora.  Escribieron su propia obra de teatro y se empoderaron de su capacidad creadora; siendo directores, actores y diseñadores. Trabajaron en grupo, y construyeron conocimiento que impactó la sociedad. Los estudiantes pasaron a ocupar un nuevo rol; estudiantes activos y motivados por su propio proceso de aprendizaje. “Crearon un nuevo diseño, una expresión de sus voces en una mezcla de recursos en la construcción de significados” (Cope and Kalantzis, 2009, p.11).

Y, para terminar, se debe destacar lo que The New London Group (2000, p.30) citado en Iyer, (2007) denomina como un hibrido. Es la combinación de varios modos de significados que transgredan los modos convencionales en la creación de nuevas convenciones.  Esta práctica  hibrida  se trabajó en varias clases con varios docentes rompiendo en canon tradicional de una clase magistral.

CASO 2

El siguiente ejemplo se lleva a cabo en una clase de inglés de nivel uno con unos estudiantes de segundo semestre de odontología que tienen que hacer unas prácticas en un colegio público sobre  higiene bucal.  Los estudiantes preparan un video en inglés como material didáctico  que les permita impactar de manera positiva -creando conciencia sobre la importancia de la higiene bucal a los estudiantes de la institución educativa- donde tienen que hacer sus prácticas. En las clases de inglés se escribió la historia con los conocimientos básicos aprendidos del nivel uno y buscaron todas las imágenes que necesitaban, aprendieron a cortar videos y definieron cuales eran los medios electrónicos y programas que necesitaban para grabarlo. Bill and Kalantzis, (2009) “Con estas nuevas formas de comunicación, han surgido nuevas literacidades  que están inmersas en nuevas prácticas sociales…” (p.3)

Por otro lado,  se debe resaltar que este proyecto despertó el interés y la motivación de los estudiantes de integrar lo que estaban aprendiendo en sus carreras con el aprendizaje del inglés y ver como esta fusión tenía una proyección social.

La grabación completa se hizo fuera del aula de clase, en aras del tiempo y además, no era el lugar apropiado para grabar por el ruido. Lo importante era que se trascendiera el uso de los aparatos electrónicos, ya no como una extensión de las actividades de clase, sino como una manera de implementar  un proceso de aprendizaje creativo educativo a través de la TICs. Iyer, (2007)

 

 Haz Clic en este enlace  para escuchar la entrevista realizada a Juan Lopez –  un profesor de idiomas- sobre los conceptos de multiliteracidad y multimodalidad.

            Propuestas de implementación de la pedagogía de la multiliteracidad, la Multimodalidad  y la literacidad digital.

Para comenzar, es necesario tener claridad acerca de las implicaciones que ofrecen los anteriores conceptos. En primer lugar encontramos la multiliteracidad, que de acuerdo con Cassani (2005), hace referencia al hecho de que hoy leemos muchos textos y muy variados  en breves espacios de tiempo. Dice el autor, que en internet por ejemplo,  saltamos de una práctica a otra: de responder correos a buscar datos en la web, de consultar un blog a chatear con amigos. Igualmente habla de que en casa, o pasamos de ver televisión a leer el periódico o una novela. Todo lo anterior, lo hacemos en un breve lapso de tiempo. Así mismo, Areiza, et al. (2014), afirma que la multiliteracidad, es un concepto amplio que comprende todos los tipos de literacidad ya sea electrónica o digital y tiene como objetivo dar un mensaje construido a partir de una intensión, es decir, lo que se quiere decir; un mensaje; y un diseño, que se refiere al “como” o la manera de dar el mensaje.

Frente a la multimodalidad, Mora (2011) se refiere a la combinación de imágenes, sonido, color y signos, los cuales contribuyen a crear textos más significativos. El propósito es dar un mensaje claro, comprensible y determinado a través de un conjunto diverso  de medios que se intercomplementan. La multimodalidad trasciende la idea del texto escrito e involucra nuevas tecnologías.

Por otro lado,  los  medios digitales en la actualidad traen consigo  una avalancha de información que hace que el lector tenga que tener una capacidad de discernimiento para no perderse en ese mar de información. Además, la presentación de la información en esta era digital es diversa por los diferentes formatos en la que la presentan; textos acompañados por imágenes, hipervínculos que pueden llevar a videos o a audios: música o entrevistas.

Hay que ser crítico y reflexivo  ante toda información a la que nos vemos expuestos y tener la habilidad de seleccionar  lo que realmente es importante en nuestras búsquedas en la red.

En otras palabras, no basta con comprender, sino que se requiere ir mucho más allá de lo que encierran las palabras en el texto escrito, escudriñar aspectos como el contexto en el cual el autor produjo el documento, las circunstancias sociales e históricas que rodearon este acto de producción, las condiciones que rodean la recepción del texto, la identidad del autor, la identidad del lector. (Vargas, 2015, p.145)

El papel protagónico que hasta no hace mucho tenía el texto escrito, ahora con la literacidad digital pierde poder.  Hoy se lee con otros recursos semióticos como las imágenes, los  videos y los  audio y todo esto como lo dice Vargas (2015) “tendrá profundas consecuencias sobre lo cognitivo, lo afectivo y lo cultural en la relación del hombre con el mundo, así como en las formas y aspectos del conocimiento”  (p.152).

El término literacidad digital fue acuñado por Paul Glister en 1997 y la define asì:

definition1

                        Imagen tomada de https://cleach.wordpress.com/what-is-digital-literacy/

 

Propuesta uno

Una actividad de una problemática social

Se propone la siguiente clase para un grupo de nivel V de una universidad pública de la ciudad. Los estudiantes son sensibles ante las problemáticas sociales. Cabe anotar, que esta práctica puede ser también realizada en español.

Los estudiantes  buscaran información sobre un tema de una problemática social en el país. Por ejemplo, el Coltan. El objetivo es hacer visible esta problemática  y el grupo preparará un proyecto multimodal que le presentaran a los grupos del mismo nivel del  mismo centro educativo. Por lo tanto, trabajaran colaborativamente  en la toma de decisiones sobre la información que deben recolectar, a que instancias gubernamental deben acudir, como contactar  las personas que pueden estar afectadas en el país. Entrevistar  a los indígenas que estudian en las universidades de la ciudad, para entender a fondo esta situación, si ellos no son los afectados directos por medio de la Organización Nacional de Indígenas de Colombia (ONIC) pueden  contactar a las comunidades indígenas afectadas o  a personas en otros países que tienen esta misma problemática que les ayuden a recolectar información. Pueden tener acceso a grabaciones o a fotos que los mismos afectados realicen o realizar entrevistas vía Skype, por correo electrónico, video conferencias o buscar información sobre en la página oficial de la entidad.

Los estudiantes deben reflexionar sobre el  qué, por qué  y  cómo hacer visible la extracción del Coltan en Colombia  y cuál podría ser su impacto ambiental, y en la región, que se  está haciendo para remediarlo. Los estudiantes tendrán un rol activo y expondrán sus propios conocimientos sobre el tema, y estarán expuestos  los nuevos: nombrándolos y conceptualizándolos. Será una actividad donde los estudiantes analizaran las causas y los efectos,  los motivos e intenciones y podrán contrastar diferentes  puntos de vistas sobre esta  problemática y de una forma creativa e innovadora expondrán este proyecto a sus compañeros.

Los estudiantes pueden crear  una cuenta en Facebook o twitter  para la dependencia a la cual pertenece este grupo y colgar allí la propuesta multimodal y de esta manera todos los estudiantes podrán compartir sus opiniones y podrán sugerir soluciones que podrán ser analizadas y enviadas a quien corresponda o ser publicadas en medios de comunicación masivos.

Propuesta dos

Composición y narración de cuentos en dos culturas diferentes.

Dos grupos de estudiantes del mismo nivel. Uno en Colombia y otro en Canadá. El trabajo se puede desarrollar paralelamente en las clases de inglés y español como lenguas maternas en sus respectivos países. El objetivo es profundizar el aprendizaje de los idiomas, desarrollar una conciencia cultural que les permita comprender y analizar otras culturas con sus creencias y tradiciones que la hacen particular  desde la perspectiva de la  propia cultura.

Tanto García (2007), como Paricio (2014), afirman que la conciencia cultural se entiende como el conocimiento, la percepción y la comprensión de códigos sociales y la conducta de la sociedad donde se habla la lengua meta. Lo anterior implica relacionar el mundo propio y el de la comunidad cuya lengua se estudia (similitudes y diferencias) para producir una consciencia intercultural que abarque la conciencia de la diversidad regional y social de los dos mundos.

Lo anterior,  permite empezar a establecer las bases para una competencia intercultural la cual  según Guilherme  (como se citó en Paricio, 2014) y Salaberry (2007)  se define como  “habilidad para interactuar de manera efectiva con gente de otras culturas que reconocemos como diferentes de la propia”. La mejor manera de desarrollar esta competencia es mediante el intercambio de cuentos e historias escritas, narradas y representadas por los mismos alumnos.

Los estudiantes pueden crear o recrear un nuevo diseño de las historias típicas del país o las historias  del barrio, de los vecinos, de la ciudad o sus propias vivencias. Parafraseando a Jewitt, (2008), lo local se vuelve global.

Por otro lado, los alumnos pueden dibujar sus propios personajes (Wondows Paint) o representar con la vestimenta, que requiera el carácter  para obtener una imagen o foto (computer, cell phones, tablets), crear videos cortos -(movie maker) o un programa que permita ser usado para los propósitos definidos, puede ser  Pow toon  que tiene un tiempo de prueba gratis- que harán parte del libro de cuentos digitales. Además, podrán grabar conversaciones de los personajes y sonidos  que  requieren sus composiciones. “La riqueza de la multimodalidad significa que los alumnos tengan que crear significados de una gama de modos y relacionarlos entre sí para formar un texto coherente. Iyer, (2007).

El proyecto se hará por un periodo de dos y habrá un reporte semanal que puede ser mediante Skype o plataformas digitales que permitan a los dos grupos estar a miles de kilómetros de distancia pero cerca gracias a los avances tecnológicos. Los beneficios de la multiliteracidad; el trabajo colaborativo, la construcción de conocimiento- creado y recreado- el empoderamiento del estudiante como agente  principal de su proceso de aprendizaje  y por último, al estudiante cambiar de rol, cambia su visión de muchas cosas y reflejarlo en su entorno familiar y socio cultural. Las prácticas de literacidad reflejan poder; que es lo que se permite contar, a quién y con qué  propósito. Jewitt, (2008), p. 253

La propuesta de los cuentos digitales conlleva a que los estudiantes sean  mejores escritores, creadores de sus propios conocimientos  que sean realmente significativos. El apoyo del – de la docente es fundamental para guiar a los estudiantes.

Los- estudiantes y docentes deben tener claro el concepto de literacidad digital para hacer  que su uso sea realmente apropiado, porque el hecho que en la actualidad haya aparatos electrónicos en las aulas de clase, no significa que sean usados con criticidad para generar prácticas significativas y transformadoras.

Conclusiones

Una manera de repensar la enseñanza- aprendizaje es la implementación de la multiliteracidad en el aula de clase.  Esta propuesta pedagógica aboga por traer al aula de clase la vida social y cultural y las experiencias de la cotidianidad del estudiante y el uso de la tecnología para construir nuevos significados.

La multiliteracidad  también invita a los docentes a modificar su praxis y considerar otras formas pedagógicas que empoderen a los estudiantes que con una mirada crítica,  tomen acciones sobre las condiciones sociales que los aquejan en su comunidad y las transformen o se hagan visibles para generar cambios.

Además, la multiliteracidad  conlleva a que el docente se cuestione sobre su práctica pedagógica y tenga unos sustentos  teóricos  que le ayudarán a implementar nuevas formas de enseñar donde el estudiante sienta que es el protagonista,  que su voz cuenta, que es mirado como un ser integral – que no se puede separar de su entorno social- cultural. Jewitt, (2008) “Considerar la literacidad mas allá del lenguaje puede ayudar a los profesores, al currículo a las políticas educativas para conectar la escuela, los estudiantes y las demandas de comunicación contemporáneas” (p. 263).

Así mismo, los aparatos electrónicos y el acceso a internet han cambiado la forma de comunicarse  y por lo tanto el mundo se abre a nuevas formas que son leídas con rapidez y los – las estudiantes están conectados todo el tiempo y nosotros  los docente debemos tener esto presente e incorporarlos en las actividades propuesta en clases. Lo anterior conlleva a que el rol del docente  y el estudiante cambian radicalmente; ya no es el poseedor del conocimiento, este está a un clic. El profesor de lenguas será un guía y el estudiante será de acuerdo a sus interés será más autónomo.

Las políticas gubernamentales e institucionales  pueden no cambiar, pero nosotros como docentes de lenguas  no debemos tener la excusa de los currículos rígidos y de los  métodos impuestos para no reflexionar sobre nuestra praxis en el aula de clase. Los medios tecnológicos se instalaron en las nuevas formas de comunicación y su uso en el  aprendizaje – enseñanza exigen que se incluyan. Por lo tanto, los nuevos conceptos de multiliteracidad y multimodalidad invitan a que junto con la literacidad digital sean parte de ADN del docente de segundas lenguas.

 

 

 

 

Bibliografia

 

Areiza, H., Berdugo, M., & Tejada, H. (2014). Una autopercepción de la multiliteracidad de un grupo de profesores y estudiantes de lenguas extranjeras de una universidad pública en Colombia. Revista Folios, (40), 153-173.

Cassany, D. (2005). Investigaciones y propuestas sobre literacidad actual: multiliteracidad, internet y criticidad. In Conferencia presentada en Congreso Nacional Cátedra UNESCO para la lectura y la escritura, Universidad de Concepción (Vol. 24, p. 25).

Cope, Bill and Kalantzis, Mary (2009)’“Multiliteracies”: New Literacies, New Learning’.            Pedagogies: An International Journal, 4 (3), 164 -195

García, M. D. A. (2007). Cómo llevar la literatura al aula de ELE: de la teoría a la práctica. MarcoELE: Revista de Didáctica Español Lengua Extranjera, (5), 3.

Gonzalez, J. (2013)  Alfabetizacion multimodal: usos y posibilidades. Campo Abierto,    32(1), 91-113

Iyer, R. (2007) Pedagogies of Design and Multiliterate Learner Identities. The International     Journal of Learning 13(11), 25-34.

Jewitt, C (2008) Multimodality and Literacy in School classroom. Review of Research    in         Education, 32, 241-267

Mora, R. A. (2011). Tres retos para la investigación y formación de docentes en inglés. Revista Q, 5(10).

Omerbašić, D. (2015). Literacy as a Translocal Practice. Journal of Adolescent & Adult   Literacy, 58(6), 472-481.

Paricio, M. (2014) Competencia intercultural en la enseñanza de lenguas extranjeras. Porta         Linguarum, 21, 215-226.

Salaberry, S. (2007) Competencia comunicativa intercultural. Opiniones. p. 61-76

Vargas, A. (2015) Literacidad crìtica y literacidades digitales: ¿una relaciòn necesaria?   Folios, 42, 139-160

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on October 2, 2016 by in Uncategorized.
%d bloggers like this: